Cómo dejar el pasado atrás y avanzar tras una ruptura

Dejando el pasado atrás

Cómo dejar el pasado atrás y avanzar tras una ruptura

875 499 ProactiveLife

Tu pasado no define tu vida, sino tu futuro

El Principio de Conservación de la Energía afirma que “la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma”. Cuando atraviesas una ruptura podríamos hablar de que existe una especie de energía interior que se centra en el pasado, que te envía mensajes negativos y que acaba generando emociones dañinas para tu vida. Es importante entender que toda esa energía es necesario canalizarla hacia otras ideas y proyectos de manera que no sea necesario hacerla desaparecer sino transformarla en algo positivo y motivador.

Tras una ruptura la persona que es abandonada suele tener pensamientos del tipo: “¿Qué hubiese pasado si…?”, “¿Qué estará haciendo …?”, “ahora estaríamos…”, “tendría que haber…” y otros muchos que solo sirven para perpetuar una fantasía que puede llegar a causar un considerable dolor y sufrimiento. Hay gente que intenta parar ese pensamiento creando otro nuevo para razonar el primero y así eliminarlo y también hay quien se recrea en una narrativa ficticia de cómo sería su vida ahora si siguiesen juntos o de cómo será la vida de la otra persona.

Lo cierto es que esos pensamientos no se pueden eliminar a un nivel racional y la mayoría de ellos son recuerdos que el cerebro ha modificado para crear una fantasía que acaba por idealizar una situación que generalmente tenía poco de idílica. Es necesario que comprendas que el origen de esos pensamientos no se encuentra en un nivel lógico y coherente con la realidad sino en uno mucho más profundo y básico. Intentar discutir esos pensamientos con otros que los eliminen es como girar en la rueda de un hamster, por muy rápido que vayas, de la rueda no vas a salir.

La solución para avanzar, para progresar, en primer lugar es aceptar los pensamientos como lo que son, fantasías inducidas por el propio cerebro sin ningún tipo de relación con la realidad. La respuesta emocional asociada a los mismos empezará a disminuir si la persona no deja que su imaginación divague con libertad. Si evitas centrarte en esos pensamientos con el tiempo tu cerebro no activará una respuesta tan emocional y por lo tanto el malestar acabará siendo inexistente, con lo que los pensamientos desaparecerán. Para acelerar este proceso es necesario crear nuevos objetivos que a la vez resulten ilusionantes.

 

Crear algo nuevo y avanzar es la manera de modificar el cerebro y con ello tu vida

Los proyectos nuevos hacen que el cerebro perciba novedad y se centre en la misma si le parece viable. Si comienzas a diseñar tu nueva vida con actividades, rutinas y objetivos nuevos tu mente se centrará en ellos y te resultará mucho más sencillo superar y olvidar una etapa que solo existe en tu mente. Empezar un nuevo deporte, pasar más tiempo con los amigos, ocupar más tiempo en tu negocio, encontrar una nueva pareja, mejorar tu aspecto físico, ser un buen padre el tiempo que pasas con tus hijos, aumentar tu autoestima o trabajar tu interior son algunas de las ideas que pueden ayudarte a pasar página.

En circunstancias normales en tu relación compartías mucho tiempo y muchas conversaciones con tu antigua pareja. Ahora es necesario transformar esa energía que empleabas ahí en mejorar tu propia vida. Si te sientes solo porque tus amigos tienen familia y no tienen tiempo para ti apúntate a alguna actividad nueva, tal vez hagas amigos nuevos o puede que no pero estás interactuando socialmente y estás modificando tu entorno y tu cerebro lo está percibiendo.

 Cuando el cerebro percibe un cambio, un pequeño avance hacia un objetivo, empieza a ver la viabilidad del mismo y empieza a enviar al cuerpo emociones más centradas en el presente y el futuro que en el pasado. Esto no ocurrirá de la noche a la mañana pero es la mejor manera de acelerar el proceso. Los estímulos nuevos crean ideas nuevas, estas a su vez crean emociones nuevas que llevan a nuevas acciones, las acciones se acabarán convirtiendo en hábitos que reforzarán la nuevas ideas y al final tu vida se habrá transformado.

Afrontar la situación de una manera pasiva o intentar vivir en la mente en el caso de una ruptura resulta totalmente contraproducente. Si ese es tu caso debes salir de la misma y centrarte en el mundo que te rodea, pero si no creas estímulos nuevos y situaciones nuevas tu cerebro no percibirá cambio y por lo tanto seguirá anclado en el pasado. El problema de pensar así es que el pasado es algo mental y las fantasías sobre tu exmujer también, lo que es real es lo que estás viendo y sintiendo en este momento.

Ahora piensa en cómo te gustaría sentirte, ¿qué experiencias te gustaría tener? Cuando lo sepas piensa en contextos y situaciones donde te puedas sentir así. Si las has encontrado ahora solo debes plasmarlas en el mundo real. Sé que no es fácil y sé que puede que tardes tiempo en conseguir algunas de ellas pero si te centras en ellas, en el camino para conseguirlas, tu cerebro empezará a usar la energía para encontrar maneras de llegar ahí.

Es fundamental que comprendas que tu cerebro en ocasiones está manipulando la realidad y que la parte que lo hace está fuera de tu control. Lo que sí está bajo tu control es enseñarle que no es necesario que lo haga, que estarás bien y que vas a ocuparte de que las cosas salgan bien y para eso debes convencerlo de que el futuro será bueno, pero no puedes convencerlo solamente a nivel mental. Debes enseñar a tu cerebro indicios reales de que estás en el camino para mejorar, para volver a sentirte bien. Cuando logres hacer eso tu cerebro empezará a entender que debe centrarse en el futuro y el dolor que sentiste acabará siendo como un mal sueño del que afortunadamente ya te has despertado.

Si deseas asesoramiento personal para empezar a organizar tu vida y avanzar hacia una etapa más satisfactoria e ilusionante reserva una sesión informativa gratuita y sin ningún compromiso pulsando aquí