Ser Padre con una Exmujer Tóxica

Featured Video Play Icon

Ser Padre con una Exmujer Tóxica

1280 720 ProactiveLife

Cuando hay niños involucrados en un divorcio la mayoría de los padres acabarán por alcanzar acuerdos y mantener una comunicación más o menos fluida y respetuosa una vez que se haya superado el proceso de divorcio y la situación se haya normalizado.

En el caso de las personas tóxicas esta situación no se producirá aunque puede haber períodos en los que su actitud sea menos agresiva y más calmada. Lo cierto es que estas personas no llegan a modificar su personalidad y por lo tanto los rasgos narcisistas, psicopáticos, y en definitiva tóxicos, no van a desaparecer.

Lo primero que es necesario entender y aceptar es que si estás tratando con una persona tóxica todo va a resultar mucho más difícil. La necesidad de sentirse superiores puede hacer que algo tan sencillo como una simple comunicación o un intento de llegar a un acuerdo se convierta en algo casi imposible y estresante.

Si tienes dudas sobre si estás tratando con una persona de este tipo te invito a que leas mis dos artículos anteriores sobre el tema:

https://www.proactivelife.es/identificar-y-superar-una-relacion-toxica/

https://www.proactivelife.es/como-afrontar-un-divorcio-con-una-persona-toxica/

Ser padre junto a una persona tóxica no es algo sencillo pero adoptando las medidas adecuadas se puede lograr que esa situación afecte lo menos posible a tu vida y a la de tus hijos.

 

1.- Borra el término cooperación de tu mente

Probablemente hayas intentado razonar con tu exmujer una y otra vez. Que le hayas dicho que debe pensar en el bienestar de los niños y que su actitud es muy perjudicial para todos.

Es importante que dejes de intentar buscar cualquier tipo de colaboración. Estas personas necesitan sentirse superiores y tener el control. Para ellos su manera de hacer las cosas es la única válida y lo que tú le digas no va a cambiar eso.

Puedes pensar que debería cambiar su actitud por vuestros hijos pero no olvides que su bajo nivel de empatía les impide sentir el dolor ajeno y por lo tanto no ven o no les importa el daño emocional que puedan causar a otra persona.

 

2.- Limita el contacto lo máximo posible

Esta es siempre la regla de oro al tratar con estos individuos. Aunque si tenéis hijos en común será necesario comunicarse limítate a hacerlo solo cuando sea imprescindible.

Estas personas son dañinas y por lo tanto el primer objetivo siempre debe ser conseguir que estén en tu vida y en tu mente el menor tiempo posible. Para ello debes contactar lo menos posible y de la forma más indiferente posible. Limítate a dar información solo cuando sea necesario y sin demostrar ni la más mínima emoción.

Tu expareja generalmente va a intentar que pierdas los nervios y actúes emocionalmente. No lo hagas o estarás formando parte de su juego. Ten siempre presente que estás tratando con una persona disfuncional y dañina y la mejor defensa es siempre la indiferencia.

Para ser feliz es importante aceptar y adaptarse a las circunstancias en las que vivimos y en este caso eso implica actuar de un modo diferente al que lo harías con una persona razonable y madura.

Si no pasas mucho tiempo sin ver a tus hijos también es recomendable limitar las llamadas que les hagas cuando no estés a su cargo o que tu exmujer haga cuando están contigo. Recuerda que cuanto más alejado estés de la otra parte menor será el daño que puede seguir haciendo en tu vida.

 

3.- No intentes controlar lo que está fuera de tu entorno

Salvo en casos donde el bienestar de tus hijos puede estar en peligro es fundamental mantenerse alejado de cualquier situación fuera de lo que puedes controlar.

Todo lo relativo al tiempo que no estás con tus hijos es algo fuera de tu alcance y por lo tanto debes evitar centrar tu mente en eso. Si consideras que hay algo realmente perjudicial para tus hijos busca asesoramiento legal e intenta solucionarlo a través de los abogados.

Todo el tiempo que no estés con tus hijos céntrate en tu vida. Eso puede resultarte difícil de aceptar pero tú no puedes hacer nada por cambiar a la otra persona. Todo el tiempo que pases pensando o intentando razonar solo te llevará a sentir rabia, impotencia y dolor.

 

4.- Establece barreras firmes

La mayoría de las veces la mejor recomendación es simplemente no entrar en guerras inútiles y no contestar cuando tu exmujer te acuse de algo falso o adopte una actitud arrogante. Sin embargo en ocasiones es necesario establecer tus propios términos de manera que ella sepa que ahora hay unas barreras que no puede sobrepasar.

Si algo odian los narcisistas es que les pongan barreras. Para ellos la pareja y los hijos son extensiones de ellos mismos y eso les crea la necesidad de sentir que ellos tienen el control de la situación.

Crea rutinas con tus hijos para que ellos puedan sentirse tranquilos y seguros. Si tu exmujer te acuse de ser mal padre o no estar haciendo las cosas bien no entres en su juego. Céntrate en cuidar a tus hijos lo mejor posible y no intentes razonar o dar explicaciones. Los términos de la educación y crianza de tus hijos bajo tu tutela los debes establecer tú.

No permitas que tu exmujer vulnere ningún derecho tuyo o de tus hijos, como el horario de visitas, las vacaciones o cualquier otro aspecto importante. Si ese es el caso generalmente tendrás que buscar asesoramiento legal y recurrir a algún órgano judicial.

Es fundamental que mantengas firme tu postura y no permitas que sean sus términos los que condicionen la situación. Cuando tengas una sentencia asegúrate que todo lo que en ella aparece se respeta al pie de la letra.  Si la otra persona siente que mantienes barreras firmes será mucho más fácil que se aleje por completo de tu vida ya que sentirá que ha perdido totalmente el control sobre tus acciones.

Recuerda que estos consejos solo deben aplicarse al tratar con una persona tóxica. Algunas personas adoptan un comportamiento agresivo durante el divorcio pero después cambian su actitud y adoptan una postura mucho más razonable y respetuosa. Si ese es tu caso lo más recomendable dejar el pasado atrás y pensar en el bienestar de vuestros hijos, aunque no te resulte sencillo hacerlo.

Sin embargo si la actitud de tu exmujer transcurrido un tiempo sigue siendo agresiva, irrespetuosa y arrogante debes aceptar la realidad y tener un objetivo muy claro: borrar a esa persona lo máximo posible de tu mente y de tu vida.